El príncipe Alberto II hizo hace dos semanas una visita privada a Toledo. ¿Qué buscaba? Se lo contamos. Por F. G. 

Fue una visita discreta, íntima. El príncipe Alberto II de Mónaco pasó por España, pero no vino para grandes ceremonias ni nada parecido; en su lugar se acercó hasta la granja Dehesa El Milagro, en la provincia de Toledo, y habló allí con Blanca Entrecanales, su propietaria, sobre vacas, gallinas, tomates, lechugas y otros productos de la huerta, pero también sobre medioambiente y desarrollo sostenible. Dos preocupaciones que han unido al mandatario monegasco con la hija de José María Entrecanales.

Su fundación trabaja para sensibilizar sobre el impacto de la actividad humana

El mandatario quiso conocer el proyecto como parte de sus labores al frente de la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco, que trabaja para sensibilizar sobre el impacto de la actividad humana y crear conciencia ecológica.

alberto de mónaco en Toledo, xlsemanal

El príncipe Alberto II, de paseo por Dehesa El Milagro, una modélica granja ecológica de Toledo, propiedad de Blanca Entrecanales Domecq

Allí, la granjera le habló a su invitado del germen de la idea, nacida de un deseo personal de acercamiento a la naturaleza; de sus productos, que se sirven a domicilio; y de objetivos como impulsar el empleo rural, las redes de fincas ecológicas y un sistema productivo perdurable y respetuoso con el medio ambiente.