Esta activista, la ‘drag queen’ más famosa de Alemania, participó en la elección del nuevo presidente federal. Por Fernando Goitia

Allí estaban Angela Merkel, el seleccionador Joachim Löw y la plana mayor de la política germana, pero nadie atrajo tantas miradas como Olivia Jones. La presencia de esta activista drag queen en la elección del nuevo presidente alemán tiene un fuerte carácter simbólico al reconocer su labor en defensa del colectivo LGTB y reflejar, además, la libertad y el respeto en la sociedad alemana frente al auge de la extrema derecha, a la que, de hecho, se ha enfrentado en varias ocasiones.

Conocida activista, se ha enfrentado varias veces a la extrema derecha

Jones se presentó en el Bundestag en todo su esplendor -vestido azul turquesa, peluca naranja y maquillaje fucsia- dando un toque inédito a la Asamblea Federal, órgano que se reúne cada cinco años para elegir al jefe del Estado.

Olivia Jones, activiusta, politica, xlsemanal, alemania, drag queen

Jones vestida de azul turquesa y con peluca naranja fluorescente en la Asamblea Federal. Abajo, con Angela Merkel

Allí acudió invitada por Los Verdes del Parlamento de Hamburgo, donde regenta una cadena de cabarets, y aprovechando la ocasión se postuló para presidenta federal. De momento, ya ha dado un primer paso…