Pocas mujeres tienen una piel tan perfecta como las japonesas. Para ellas, cuidarse es toda una filosofía. Viajamos con Shiseido al país que más sabe de estética para descubrir sus hábitos de belleza. Por Raquel Peláez

Japón tiene sus raíces en una espiritualidad que considera imprescindible cuidarse. La influencia que el budismo y el sintoísmo tienen en la mentalidad de los nipones ha excedido la cuestión puramente religiosa para llegar a otros aspectos como la estética. De ahí que el aprecio por la sencillez de la belleza natural (budismo) y la pureza ritual (sintoísmo) se hayan convertido en una parte integral de la vida cotidiana y cuidarse no se vea como algo frívolo.

El agua se utiliza como un acto de purificación y nunca se sumergen en la bañera sin pasar antes por un lavado previo que incluya jabón

«Mantenerse en buena forma física y mental forma parte del respeto hacia uno mismo y hacia el mundo que nos rodea, por eso la belleza no se ve como una cuestión superficial», asegura Azby Brown, autor de varios libros sobre la vida tradicional japonesa en armonía con la naturaleza.

Las japonesas gastan de media 220 euros anuales en cosmética, frente a los 144 de las españolas

Pero el culto a la estética va mucho más allá de la tradición, y la importancia que le conceden ha hecho que la cosmética esté muy ligada a la tecnología y a la investigación científica. Por todos estos motivos, las japonesas se han convertido en las mujeres con mayor gasto per cápita del mundo: 220 euros anuales, frente a los 144 de las españolas. Analizamos los pilares de sus hábitos cosméticos:

1. Dedican media hora diaria al cuidado facial

Mientras que en Occidente la limpieza diaria del rostro se sigue viendo casi como una obligación, las japonesas disfrutan de este acto como un placer. Por eso, el 88 por ciento dedica entre 20 y 30 minutos al cuidado facial por la noche. Es más, este ritual se realiza al llegar a casa después del trabajo y no antes de acostarse, como ocurre aquí, puesto que se considera un momento de relax destinado a desconectar. Su mejor secreto: la doble limpieza. Su higiene facial comienza con la aplicación de una leche desmaquilladora para eliminar los pigmentos y el exceso de grasa. Después limpian los residuos de ese producto con una espuma jabonosa.

En el país líder en ‘gadgets’ de belleza no podía faltar una mascarilla que se coloca sobre el rostro y se conecta a través de una aplicación de iPhone

2. Usan una loción equilibrante en vez de tónico

Uno de los pasos más importantes dentro de su higiene facial es la aplicación de una loción equilibrante. A diferencia del tónico, que sirve para rematar la limpieza, este producto contiene principios de tratamiento que pueden ser antienvejecimiento, blanqueantes, hidratantes… Según Eriko Kawai, directora de desarrollo de producto de Shiseido, «la loción sirve para equilibrar el pH de la piel y ayuda a retirar el exceso de células muertas que se desprenden de forma natural. Se aplica con las manos, presionando ligeramente, y se extiende por rostro, contorno de ojos y cuello».

Su herramienta más tradicional: el oshibori. Se trata de una toalla humedecida en agua caliente que se coloca sobre el rostro para relajar los músculos y abrir los poros antes de aplicar los productos.

3. Una oferta cosmética increíble

Grandes espacios comerciales, distribuidos en varias plantas, abiertos 24 horas y con miles de productos. En Japón, las droguerías se han convertido en visita obligada para los turistas, puesto que muchas son ya libres de impuestos. Matsumoto Kiyoshi, Cocokara Fine o Don Quijote (Donki) son algunas de las más populares. Papeles para mantener la piel sin brillos, pegatinas para agrandar los ojos y hasta blanqueadores de axilas. Los artículos más curiosos conviven con los más tradicionales en estas tiendas donde sus consultoras de belleza pueden encontrar la solución a ‘casi’ todos los problemas estéticos.

La compra obligada: el colágeno líquido. Se bebe como un refresco, pero contiene beneficios para la salud de la piel y ayuda a retrasar el envejecimiento.

4. Sin sol y sin perfume

Los productos que potencian la luz y los blanqueantes son los más vendidos. ¿El motivo? Las japonesas tienen mayor tendencia a desarrollar manchas que las occidentales, puesto que sus melanocitos son más propensos a disparar melanina de forma descontrolada. Por este motivo, la información sobre los peligros del sol empieza en la escuela y, ya desde niños, los japoneses llevan gorros y SPF 50 durante todo el año.

Perfumes, los justos: solo invierten 4 euros de media al año en fragancias y su venta supone menos del 1 por ciento del total del mercado de la cosmética, frente al 44 por ciento europeo. Según su filosofía, la piel debe oler a limpio y los aromas intensos son invasivos y resultan de mal gusto.

Solo invierten 4 euros de media al año en fragancias. El olor intenso les resulta invasivo

5. Alimentación y longevidad

La dieta del país con la esperanza de vida más alta del mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud, merece especial atención. Junko Takahashi, autora de El método japonés para vivir 100 años (Planeta), asegura que «el menú cotidiano incluye más del doble de pescado que en España y muchos vegetales, una alimentación alta en carbohidratos y baja en lípidos (grasas)».

Un superalimento: el té. Según Louise Cheadle y Nick Kilby, autores de El libro del té matcha (Cúpula), «este té verde molido quema calorías y proporciona una piel deslumbrante gracias a los polifenoles, que pueden inhibir los daños que la radiación UV provoca en la piel».

LA PLANTA QUE UNE CIENCIA Y TRADICIÓN

Recolectada al pie del monte Koya por Kobo Daishi, el primer monje budista que llegó a Japón a principios del siglo IX, la planta emnei servía para ayudar a los peregrinos que acudían a su templo a recuperarse del viaje. Ahora, el emnei se ha convertido en el ingrediente principal de la nueva línea Future Solution LX, de Shiseido, la unión perfecta entre la tradición japonesa y la ciencia más avanzada. Según la doctora Eriko Kawai, investigadora de Shiseido, «tiene la capacidad de aumentar la expresión genética de las sirtuínas, que son las sustancias relacionadas con la longevidad celular».

La esencia mágica

estilo, cuidarse, belleza facial, tratamiento japones, xlsemanal (1)

El poder mágico que se atribuía al emnei es en realidad un poder revitalizante por su capacidad de regeneración celular.

Piel resistente y regenerada

estilo, cuidarse, belleza facial, tratamiento japones, xlsemanal (1)

La línea de Shiseido incluye la crema de día Future Solution LX Total Protective Cream FPS 20 (350 euros) y la crema de noche Future Solution LX Total Regenerating Cream (375 euros).