Soy sevillano del 71. Director de cine (‘Grupo 7’, ‘La Isla mínima’). Acabo de estrenar mi nueva película, ‘El hombre de las mil caras . Cuenta la historia de Fernando Paesa y la fuga de Luis Roldán. Por Virgnia Drake

XLSemanal. Una película española con 5 millones de euros de presupuesto…

Alberto Rodríguez. Los requería. Transcurre en diferentes continentes.

XL. Thriller, película de espías, novela policiaca, relato político…

A.R. Es una historia de tramposos. Hay una frase en el filme que lo define muy bien. «Los espías españoles no viajamos con pistola, viajamos con chequera».

XL. Corrupción hace 20 años. ¿Cambiamos?

A.R. Por desgracia, esto se repite. Cuando leí el libro de Cerdán, me llamó la atención que se trataba de una noticia del 94 que podía ser de cualquier telediario de hoy.

XL. Usted cree que, a final, todo el dinero que robó Roldán ¿se lo llevó Paesa?

A.R. Eso parece. La película sostiene esa teoría, la más compartida, pero hay más. La verdadera historia no la sabremos.

XL. Con su primer corto logró 15 premios; y con sus largos Grupo 7 y La Isla mínima, 16 y 17 nominaciones a los Goya.

A.R. No siempre ha sido así. He tenido suerte con estas dos últimas películas.

XL. ¿La Isla mínima logró 10 premios Goya por suerte? ¿Cuántas nominaciones espera por azar con El hombre de las mil caras?

A.R. [Ríe]. Esto es muy cambiante y puede pasar cualquier cosa. Yo estoy pagado de sobra, lo que quiero es que el público vaya a ver esta película.

XL. ¿Habita ya el Olimpo del cine español?

A.R. Hay gente muy buena para pensar en eso; sí sé que tengo la suerte de ser alguien que vivirá de esto. Suficiente.

XL. Su padre era proyeccionista de cine

A.R. Lo fue ocasionalmente. Era técnico de RTVE y nos traía películas a casa. Me encantaban las de los hermanos Marx.

XL. Es defensor de las subvenciones públicas, ¿no le parecen arbitrarias?

A.R. Tengo claro que sin ayudas no tendríamos cine. Los detractores de las subvenciones saben poco de cómo se emplean y de cómo se dan.

XL. ¿Las ayudas van según quién gobierna?

A.R. En España, sí; pero en Francia la derecha y la izquierda hicieron un frente común para proteger el cine y la cultura en general. Los políticos españoles tienen falta de miras.

XL. Dice que, al llegar un filme a los piratas, la taquilla baja a la mitad. ¿Cómo evitarlo?

A.R. Hay unos beneficiados directos. las operadoras de telefonía. Sería fácil responsabilizarlas de lo que se consume por sus vías. Si pueden anular la pornografía, también podrán controlar el consumo ilegal de cine. Se ha instalado la cultura de que el cine no vale nada y se consume gratis a través de la Red.


Desayuno Alberto Rodriguez

Fuera de casa

«Suelo tomar un café en casa y salir corriendo sin desayunar. Después, ya en un bar, tomo un café cortado, pan tostado con aceite y tomate».